Ultimas noticias

¿Alguno de ellos te malogró las predicciones del compendio?

La competencia será intensa el 2017
El año pasado CDEC Gaming, el equipo que clasificó a The International 2015 a través de las WildCard y que posteriormente llegó a la final, nos dejó este mensaje: Ya no importa el nombre o historia del equipo. Todos tenemos derecho a soñar, y si a eso le agregas mucho esfuerzo, puedes llegar muy lejos.

Este pensamiento parece haber calado en la mentalidad de equipos que ya dejaron de ser puntos fijos, que eran fáciles de vencer o que eran un peldaño más en el camino a la final.

Aparecen entonces nuevos rivales en el radar:

Sin dudas ha sido un gran año para Wings Gaming, campeonando en la ESL One Manila y The Summit 5, y posteriormente llevándose el premio más grande en la historia de los E-Sports, ganando The International 2016.

El equipo de Digital Chaos sorprendió a más de uno llegando a la final en The International, con muy buenas partidas. Siendo un equipo muy ordenado, se convirtió en verdugo de muchos en la Lower Bracket. Todos estaban atentos dado que el espectáculo estaba garantizado.

Mención honrosa también para TNC, equipo que eliminó a los favoritos en ese momento a ganar el campeonato: OG con score de 2 a 0. Si bien no tuvieron una participación prolongada, pasar de ser un equipo que llega desde las Open Qualifiers a top 10 es un gran logro.

De todas maneras tiene que estar el caso de Ad finem. El equipo griego fue formado hace apenas un año y no ha tenido cambios de roster desde entonces.

Luego de un año 2015 discreto, el 2016 ha tenido bastante participación en la escena competitiva, llegando a la final de la Boston Major con resultados convincentes y partidas que quedarán para la memoria. A destacar la partida número 3 de la final.

Mención especial merecen los equipos que resucitaron este año:

Team Liquid, equipo desaparecido durante el 2015, gana el torneo Epicenter, y posteriormente llega a la final en la Manila Major contra OG, luego de haber estado casi todo el evento principal en la Lower Bracket.

El caso de Virtus Pro es más reciente. Poco a poco se fue fortaleciendo, y luego de una gran campaña, gana The Summit 6 y llega a la Boston Major perfilándose como el equipo más difícil de vencer (Dicho por los diferentes equipos durante las entrevistas).

Esperamos entonces que el 2017 esté lleno de nuevos equipos con hambre de gloria. Esto ayuda no solo a que la competencia sea más intensa, sino también a que el espectáculo sea más vistoso, logrando que todos lo disfrutemos por igual.